Consultar recibos

El nuevo esquema SEPA para los instrumentos de pago en la zona única en euros, obligatorio desde el 1 de febrero de 2014, establece para el concepto del adeudo por domiciliación una longitud de 140 caracteres, inferior a la del esquema antiguo. Esta utilidad pretende seguir mostrando al titular del recibo domiciliado la misma información que se ofrecía anteriormente para explicar el concepto del adeudo.

Para un uso adecuado de la misma es requisito indispensable introducir en las casillas correspondientes la siguiente información:

  • Casilla de CIF: El Documento Nacional de Identidad, incluida la letra, o Número de Identificación Fiscal, incluido el dígito de control.
  • Casilla de Número de Recibo: Los 9 números y la letra que figuran entre asteriscos o interrogaciones al comienzo del apartado Concepto del recibo domiciliado remitido por la entidad bancaria. Para los recibos antiguos, los 9 números y la letra que figuran antes del primer guión, en el apartado Referencia del recibo domiciliado, o en el apartado Clave del recibo, sin el guión.